Intención Universal: Las personas solitarias

Universal: Las personas solitarias.

Para que las personas que sufren soledad sientan la cercanía de Dios y el apoyo de nuestros hermanos.

El ser humano es social por naturaleza; hombres y mujeres difícilmente pueden vivir aislados o en soledad. Sin embargo, hoy en día encontramos muchas personas que viven retiradas de los demás en la familia, el trabajo, la escuela o cualquier grupo social. Esta situación representa una experiencia de soledad. Cuando rechazamos a alguien lo excluimos de nuestra vida y automáticamente lo condenamos a una soledad muy fuerte. Muchos solitarios andamos por la vida en busca de la presencia del otro. Oremos para que sea Dios la primera compañía en cada momento de desierto y para que, con el gesto de nuestras acciones fraternas, haya cada vez menos hermanos solitarios.

 

Por la evangelización: La formación del clero y los religiosos

Por la evangelización: La formación del clero y los religiosos.

Para que los jóvenes seminaristas, religiosos y religiosas tengan formadores sabios y bien preparados.

Entre las tareas más significativas de la Iglesia se encuentra la formación del Clero y los religiosos; es decir, la preparación espiritual, humana, académica y pastoral de hombres y mujeres que, llamados a seguir su vocación, se entregan a un estilo de vida consagrado al servicio de Dios y sus hermanos. Nosotros nos unimos a este compromiso al rezar por las vocaciones sacerdotales, religiosas, laicas y misioneras desde nuestra oración a Jesucristo, pidiendo principalmente por los sacerdotes y religiosas formadores de los futuros pastores y líderes de nuestra Iglesia, para que los fortalezca, les infunda sabiduría y les permita atender con generosidad al Pueblo de Dios.