El P. Carlos Domingo May Correa, MG, nació el 4 de agosto de 1960, en la ciudad de Valladolid, Yucatán, en el seno de la familia formada por el señor Justo Pastor May y la señora Bertha Ma. Correa. Realizó sus estudios básicos en la misma localidad: la primaria en el Colegio Hispano Mexicano y la secundaria en la Escuela José Inés Novelo.

Vida MG 01

Comenzó su preparación al sacerdocio en 1979, año en el que ingresó al Seminario Menor de la Arquidiócesis de Yucatán, donde concluyó el bachillerato. Sin embargo, pronto escuchó el llamado a la vida misionera, por lo que en agosto de 1981 ingresó al Seminario de Misiones.

Entre 1981 y 1984 hizo sus estudios de Filosofía en la Universidad Intercontinental (UIC), en la ciudad de México, donde años después, de 1986 a 1990, estudió Teología. Realizó el Curso de Espiritualidad y Pastoral de 1984 a 1985 en el Valle del Mezquital.

El 7 de octubre de 1989 hizo su Juramento perpetuo de pertenencia al Instituto, y un día después fue ordenado diácono por Mons. Carlos Quintero Arce, Arzobispo de Hermosillo, en la Capilla central del Seminario de Misiones.

El 21 de julio de 1990 recibió el Orden del Presbiterado en Valladolid, Yucatán, por imposición de manos de Mons. Manuel Castro Ruiz, Arzobispo de Yucatán.

Su primer nombramiento fue para la Misión de Kenia, donde compartió el Evangelio entre los no cristianos de 1990 a 2000.

Entre los años 2000 y 2006 fue colaborador del Curso de Espiritualidad y Pastoral, donde apoyó la formación de los seminaristas en su camino al sacerdocio.

Desde el año 2007 regresó a la Misión de Kenia, donde hasta la fecha colabora de manera ardua en compartir la Buena Nueva con quienes más lo necesitan.

El P. Carlos ha comentado lo siguiente respecto a su vocación misionera: “Estando en una ordenación sacerdotal cuando estudiaba en el Seminario Menor de Yucatán, el obispo ordenante decía que la vocación es un llamado, una invitación en el amor. Me pregunté: ‘¿Y la gente que no conoce a Jesús, cómo descubre su amor?’. Entonces quise compartir mi fe y el amor de Jesús con toda la gente que aún no se ha encontrado con Él por falta de personas que se lo anuncien”.

Vida MG 02

El próximo mes el P. Carlos cumple 25 años de entrega en la vida sacerdotal misionera, para llevar el Mensaje de Salvación a quienes no lo han escuchado. Esperamos que Dios siga colmando de bendiciones su ministerio y que nuestros Padrinos y Madrinas lo tengan en cuenta en sus oraciones. ¡Muchas felicidades, P. Carlos!