Hola, estimados Misioneros de Guadalupe: Los felicito por la tarea tan noble que realizan al predicar el Evangelio a los hermanos de otras partes del mundo.

El motivo de mi mensaje es compartirles el dolor que sentimos mis padres, hermanos y yo por dejar de existir una hermana tan querida: Verónica. Ella fue al encuentro del Señor el 13 de mayo de 2014. Fue una gran hija, hermana, esposa, y, sobre todo, una madre ejemplar. Enfrentó la vida con gran valentía, entusiasmo y confianza en el Señor ante las dificultades que se le presentaban; siempre estaba llena de alegría y felicidad, hasta que una enfermedad repentina la venció.

Veronica Garcia Blancarte 23oct14

Nació y vivió en Juventino Rosas, Guanajuato, pero sus últimos 14 años de vida estuvo viviendo en Estados Unidos junto a su esposo y sus dos hijos. Su partida nos deja un gran vacío y un dolor sin igual, pero sabemos que ahora que está con el Señor nos seguirá cuidando y llenando de bendiciones.

Ella fue Madrina de ustedes durante muchos años, y a su partida continuamos colaborando con ustedes.

Que Dios los bendiga, los cuide y proteja siempre.

María del Carmen G. P.


Estimados lectores:

Los invitamos a compartir brevemente con nosotros sus experiencias de fe derivadas de la ayuda que brindan a las Misiones. Pueden escribir al correo electrónico: lectores@revistaalmas.com.mx, o a cualquiera de las direcciones que aparecen en la contraportada de nuestra revista.

Todos los textos serán revisados y, en caso de ser publicados, podrán ser modificados según los criterios de contenido de nuestra revista.