Universal:
El respeto a la Creación.

Para que cuidemos de la creación, recibida como un don que hay que cultivar y proteger para las generaciones futuras.

Intenciones Universal, febrero, 2016

Según el Salmo 136 (135), versos 1-9, el primer signo visible de la caridad de Dios está en la Creación. No obstante, muchos de nosotros permanecemos ciegos a tales manifestaciones que Dios nos hace y negamos ese mismo amor al destruir y abusar de la naturaleza. Gozar de estas maravillas no es privilegio de nuestra generación, sino también de futuras generaciones. Por tanto, nos queda el compromiso de concientizar, desde nuestra persona, a nivel familiar, comunitario y social, para preservar, proteger, reparar y gozar la maravilla de la creación. En este mes, además de reflexionar al respecto, se nos invita a actuar por la salvaguarda de la Creación para ser recíprocos en el encuentro de amor constante con Dios.

 

Por la evangelización:
Los pueblos de Asia y la fe cristiana.

Para que aumente la oportunidad de diálogo y de encuentro entre la fe cristiana y los pueblos de Asia.

Intenciones Universal, febrero, 2016

Cuando pensamos en Asia generalmente vienen a nuestra mente varios países que se relacionan con el progreso, la tecnología y la expansión económica en el mundo entero. Pero ¿qué podemos pensar sobre las comunidades cristianas en aquellos lugares? Desde hace años muchos misioneros de la Iglesia católica han tratado de compartir nuestra fe con esos hermanos. Aún quedan muchos países que son motivo de Misión, donde se quiere contribuir en el progreso material y espiritual, en un ambiente de solidaridad, concordia,  armonía y libertad para la profesión de fe. Oremos para que el espíritu misionero no decaiga, se profundice el diálogo interreligioso y poco a poco los gobernantes de los países
asiáticos se muestren receptivos a las necesidades espirituales de sus pueblos.