P. Ignacio Flores García, MG

Universal:
Los pequeños agricultores.

Para que los pequeños agricultores reciban una remuneración justa por su precioso trabajo.

La Biblia narra innumerables pasajes que tienen que ver con el trabajo. En el capítulo 2 del Génesis leemos cómo el Creador invita al hombre a trabajar la tierra. La agricultura, incluso cuando es apoyada por herramientas tecnológicas, reviste un sentido de fatiga y esfuerzo por alcanzar un desarrollo digno. En este mes recordamos a los pequeños agricultores, no sólo porque contribuyen al bien de la comunidad, sino para que sean respetados y reciban un trato justo por el esfuerzo que realizan para darnos los frutos de su trabajo. Que mediante la intercesión de San Isidro Labrador obtengan siempre los recursos necesarios para sus familias, y que, en medio de sus labores, sepan testimoniar el amor de Cristo, que ha venido a sembrar en la humanidad el deseo incesante de Dios.

Por la evangelización:
Los cristianos de África.

Para que los cristianos de África, en medio de conflictos político-religiosos, sepan dar testimonio de su amor y fe en Jesucristo.

Intenciones_abril16_2

Los dramas políticos, sociales y religiosos que han marcado a África a través de la historia siguen siendo una triste realidad que afecta a muchos países del continente. Innumerables situaciones de guerra, pobreza, diferencias religiosas, entre otras causas de muerte y desastre, claman soluciones urgentes que lleven al progreso, el respeto, la consolidación de la paz, la dignidad de las personas y el buen desarrollo social y económico de esos pueblos. Oremos para que los cristianos en África vivan la adhesión a Cristo desde una fe valiente, a pesar de cualquier situación de vulnerabilidad, y que su ejemplo suscite solidaridad y la mayor colaboración posible, en la esperanza de una futura y pronta renovación humana y espiritual, bajo la guía del Espíritu Santo.