El P. Miguel Ángel Hernández Ruiz, MG, es originario de la ciudad de Guadalajara, Jal., y nació el 29 de septiembre de 1958. Creció en un ambiente de devoción cristiana, inspirado por la fe de sus padres, el señor José Hernández Mata y la señora Emilia Ruiz Montaño.

Realizó sus estudios de educación básica en el Colegio Allende. Posteriormente cursó el bachillerato en la Preparatoria #5 e ingresó a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Guadalajara, donde obtuvo el título de Ingeniero Civil.

VidaMG_junio16_2

En 1984 ingresó al Seminario Mexicano de Misiones, para seguir el llamado que Dios le hacía a la vida sacerdotal misionera. Acerca de su vocación, el P. Miguel Ángel ha comentado: “La vocación es la semilla sembrada por generaciones en mi patria y concretizada en las personas de mi familia. Después fue apoyada por la escuela religiosa y la parroquia, donde se me infundieron los valores cristianos. Se perfiló cuando salí en búsqueda de Dios, que ya estaba presente, y ahora es una opción: quise ser MG por tener a una patrona cuyo ejemplo es apasionante”.

Realizó estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Misiones. Fue ordenado sacerdote el 27 de julio de 1991 en la Parroquia de la Santísima Trinidad, en Guadalajara, Jal., por Mons. Antonio Sahagún López, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara.

El P. Miguel Ángel recuerda: “1991 fue un año decisivo para mi vida misionera: en enero hice los ejercicios de san Ignacio; en febrero fui ordenado diácono en el Seminario Mayor; en junio fui nombrado a la Misión de Angola; en julio recibí la ordenación sacerdotal; en septiembre salí a Brasil; en noviembre llegué a Angola, y el día 20 de ese mes comencé mi trabajo en el Seminario Mayor de Luanda”.

VidaMG_junio16_3

Además de su colaboración en el Seminario de Luanda, durante su primera estancia en Angola, el P. Miguel Ángel fue párroco en Catete. En el año 2003 fue nombrado asesor del Seminario Mayor de Misiones, y posteriormente también estudió una maestría en Psicoterapia Psicoanalítica. En 2011 fue nombrado nuevamente para compartir la Buena Nueva con los no cristianos en la Misión de Angola.

Acerca de su trabajo misionero el P. Miguel Ángel opina: “Nacer y vivir en un ambiente cristiano lleva, algún día, a radicalizar la propuesta de Jesús. Queda la decisión constante de, día a día, facilitar la manera de vivir o seguir esa propuesta a ejemplo de otros santos y misioneros. El Espíritu Santo, así como en el inicio, me inspiró a ser misionero, facilitando mi ingreso al Instituto para realizarlo. Allí, una vez más el Espíritu Santo me inspiró la solidaridad de vivir la paz de Cristo en Angola, que, en unión con MG, es la intención a continuar”.

VidaMG_junio16_1

El próximo mes el P. Miguel Ángel cumplirá 25 años de compartir su vida en favor de los no cristianos, mediante el ejercicio de su ministerio. En la revista Almas lo felicitamos y esperamos que el Señor le dé la gracia de compartir su mensaje de salvación con el mismo entusiasmo y alegría durante muchos años más. ¡Felicidades, P. Miguel Ángel!