P. Ignacio Flores García, MG

Por la evangelización:
Los alejados de la fe cristiana.

Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, a través de nuestra oración y el testimonio evangélico, puedan redescubrir la cercanía del Señor misericordioso y la belleza de la vida cristiana.

En la actualidad es un hecho innegable el incremento del número de Iglesias, sectas y grupos religiosos ajenos a la enseñanza cristiana, los cuales suelen abordar a muchos hermanos católicos para confundir su fe y orillarlos a renunciar a sus creencias. Nuestro país no es la excepción. Por ello, no conviene mirar con miedo esta situación, sino tomar actitudes de fortalecimiento en nuestra propia fe, a través de conocer mejor nuestra doctrina, participar de ella activamente y dar razón de lo que creemos y profesamos. Este mes intensifiquemos la oración y el compromiso para explorar y reconocer mejor nuestro credo, y prepararnos para entrar en diálogo con otras creencias mediante un testimonio cristiano creíble y genuino. Insistamos en nuestro compromiso personal y eclesial para conocer más y mejor nuestras creencias católicas, a fin de atraer nuevamente a nuestros hermanos que se encuentran alejados de la fe.