P. Ignacio Flores García, MG

Universal:
Los jóvenes del África.

Para que los jóvenes del continente africano tengan acceso a la educación y al trabajo en sus propios países.

Es importante resaltar que dentro de la dura realidad de África también existen señales positivas y alentadoras para muchos de nuestros hermanos de aquel continente, expresadas en la buena voluntad y los proyectos que realizan varios hombres y mujeres del mundo entero: misioneros católicos, ONG internacionales, voluntarios autónomos e incluso miembros de otras religiones y sectas. Los jóvenes son quienes, en un primer momento, se ven beneficiados con el apoyo de diferentes instituciones extranjeras, gracias a las cuales surgen nuevas propuestas para que recobren y expresen su dignidad como hijos de Dios, con el acceso a más y mejores fuentes de educación y de trabajo. En este mes se nos invita a reconocer y mantener nuestro apoyo espiritual a estos jóvenes que cada día se comprometen a promover su propio desarrollo humano y su crecimiento en la fe hacia el Dios de la vida.