P. Gilberto Escobedo Salinas, MG

Por la Evangelización:
La Iglesia en África, fermento de unidad.

Que la Iglesia en África, mediante el compromiso de sus miembros, sea fermento de unidad entre pueblos, signo de esperanza para el continente.

Pidamos por nuestros hermanos de África que han recibido la Buena Nueva, para que, a través de esa recepción, puedan ser fieles y se manifieste en sus acciones el compromiso con la Misión, y que también, a su vez, puedan transmitir el Evangelio de amor de Cristo a aquellas personas que aún no lo conocen. Pidamos además para que ese mensaje, que ha sido acogido con generosidad, pueda dar frutos de unidad, paz y justicia. Recordemos las palabras de la primera carta de san Pablo a Timoteo, en la que se nos dice: “Ante todo, recomiendo que se ofrezcan súplicas, peticiones, intercesiones y acciones de gracias por todas las personas, especialmente por los soberanos y autoridades, para que podamos vivir tranquilos y serenos, con toda piedad y dignidad. Esto es lo bueno y aceptable para Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen a conocer la verdad” (cfr. 1Tim 2, 1-4). Así, pues, nuestra tarea nos coloca en un quehacer evangelizador en el que, estemos donde estemos, podamos contribuir con nuestras oraciones y testimonio.