P. José Enrique Hernández Torres, MG

Universal:
El futuro de los más jóvenes.

Que todos los países tomen las medidas necesarias para que el futuro de los más jóvenes, en especial aquellos que sufren, sea una prioridad.

En la actualidad, en el mundo hay 1 800 millones de jóvenes entre los 10 y los 24 años de edad. Satisfacer sus necesidades será un gran desafío y, al mismo tiempo, una gran oportunidad. Estos jóvenes tienen en sus manos nuestro futuro. Todos sabemos los grandes ideales que tiene la juventud, sus deseos de luchar por cambios y mejoras en sus comunidades. Sin embargo, muchos de ellos no tienen las condiciones mínimas para salir adelante en sus sueños. Doscientos millones de adolescentes en el mundo no asisten a la escuela porque su situación económica no se los permite, o por las diferentes situaciones de crisis que viven en sus países: violencia, guerra, narcotráfico, etc. Ante esta realidad, el Papa Francisco nos invita a orar y luchar para que la juventud, especialmente aquella que sufre, tenga un mejor futuro, y que los gobiernos de todas las naciones se comprometan a hacer lo que les corresponde y pongan a disposición de esa meta todos los recursos a su alcance.