P. Sergio César Espinosa González, MG

Por la evangelización:
Promoción de la paz en el mundo.

Recemos para que los cristianos, los que siguen otras religiones y las personas de buena voluntad promuevan la paz y la justicia en el mundo.

¡Feliz año nuevo! Y para ser felices de veras necesitamos el don de la paz. Pero la paz, en palabras del Papa Francisco, es artesanal, sólo se construye invirtiendo tiempo, delicadeza, constancia y mucho trabajo. Constatamos también que sin justicia la paz se vuelve imposible. La injusticia es motor de la violencia, la inseguridad, el crimen y la guerra. En este mes el Papa nos ha pedido a nosotros los cristianos, y a todas las personas de buena voluntad, que nos volvamos promotores de la justicia y la paz. La promoción de estos valores comienza en nuestras relaciones interpersonales y familiares, se extiende a nuestras actividades educativas y recreativas, al trato social y al ámbito laboral, para seguir avanzando en círculos cada vez más amplios en la ciudad, el país y el mundo entero. Asumamos el propósito de construir la paz en la justicia y de orar a Dios, que puede mantener viva la esperanza de un mundo mejor para nosotros y los nuestros.