El P. José Fernando Mejía Yáñez, MG, nació el 25 de febrero de 1955, en la Ciudad de México, dentro de la familia formada por el señor Bartolomé Mejía G. y la señora María de Jesús Yáñez O.

Realizó sus estudios de formación básica, así como de educación media superior, en colegios de Coyoacán, en Ciudad de México. Entre 1974 y 1978 estudió la Licenciatura en Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1986 ingresó al Seminario de Misiones para iniciar su preparación sacerdotal. Estudió Filosofía y el primer año de Teología en la Universidad Intercontinental, y en 1989 fue nombrado para continuar su formación teológica en el Kwangju Catholic College, en la Misión de Corea.

Acerca del nacimiento de su vocación misionera, el P. José Fernando ha dicho: “Viendo la labor de los misioneros en Chiapas y Tabasco me sentí llamado a cooperar en ello y pretendo seguir el mismo camino con la ayuda del Señor. Para ello busqué mi ingreso a Misioneros de Guadalupe”.

El 25 de febrero de 1995 recibió el Sacramento del Orden de los presbíteros por imposición de manos de Mons. Francisco María Aguilera González (†), entonces Obispo Auxiliar de México, en la Parroquia de san Juan Bautista, Coyoacán.

En 1995 comenzó a realizar estudios en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de México, y a partir de 1998 los continuó en Roma.Después, entre los años 2000 y 2005 colaboró en la Escuela de Teología de la Universidad Intercontinental.

A partir del año 2005, el P. José Fernando ofreció sus servicios al tribunal de la Signatura Apostólica, en Roma, y en abril de 2012 el Papa Benedicto XVI lo nombró Canciller Jefe del Tribunal Supremo de la Santa Sede, que es el organismo encargado de coordinar la actividad judicial del clero en el Vaticano.

En marzo de 2016 el Santo Padre Francisco lo nombró Prelado Auditor del Tribunal Apostólico de la Rota Romana, que “es el tribunal ordinario constituido por el Romano Pontífice para recibir apelaciones” (Código de Derecho Canónico, cann. 1443). El 21 de mayo de 2016 el P. José Fernando prestó juramento como prelado auditor, trabajo que desempeña hasta la fecha.

El próximo mes, el P. José Fernando festejará 25 años de haber sido ordenado sacerdote. En la revista Almas lo felicitamos y pedimos a Dios y a Santa María de Guadalupe que continúe realizando su ministerio con entusiasmo y brinde grandes frutos para la Iglesia universal. ¡Muchas felicidades, P. José Fernando!